BARROSO INDICÓ QUE ESTÁN SIENDO EVALUADAS PROPUESTAS PARA FLEXIBILIZAR ACTIVIDADES
Compartir en:

24/4/20. Las mismas serán elevadas a Provincia – El jefe comunal detalló la asistencia brindada a vecinos con necesidades y se refirió a los controles de acceso a la ciudad.


En la mañana de hoy, en el recinto de sesiones del H. Concejo Deliberante local, el Intendente Municipal de Nueve de Julio, Mariano Barroso, brindó una conferencia de prensa, en la que abordó distintos temas que hacen al contexto que se presenta en el marco del aislamiento obligatorio determinado por la pandemia de Coronavirus.
“Esta tarde compartiremos una nueva reunión del Comité de Crisis en Salud, donde analizaremos seis o siete propuestas que nos han alcanzado distintos colegios profesionales y cámaras de diferentes actividades, para que se observe la posibilidad de flexibilizar las mismas.
Tras esta instancia, se elevarán luego las consultas a los presidentes de los diferentes Bloques que componen el Concejo Deliberante, y si hay acuerdo general, se elevarán a la Provincia para que evalúe cada una de las posibilidades”, explicó el Intendente Barroso.
Asimismo, indicó que en este momento, y más allá del detalle diario de la situación sanitaria que brinda el Comité de Crisis en Salud, en el distrito “permanecen en cuarentena unas 11 familias, de un total de 150 que tuvimos en un momento; las que son monitoreadas diariamente vía telefónica”.
En este marco, destacó el trabajo mancomunado realizado por el municipio y distintas instituciones intermedias de la ciudad y el partido que se sumaron solidariamente para actuar en esta emergencia sanitaria, “que cambió los parámetros previstos, y nos obligó a destinar todos los recursos, que lamentablemente cada vez son menos, a atender primeros las demandas de la salud y de la asistencia social a las familias que así lo necesitan”.

APORTES PROVINCIALES PARA AFRONTAR LA PANDEMIA
Consultado acerca de la incidencia de los aportes de la Provincia para enfrentar las necesidades derivadas de esta pandemia, el jefe comunal expresó que la decisión de los Gobiernos de la Nación y la Provincia de Buenos Aires fue la de “brindar asistencia directa a través de sus respectivos sistemas u organismos”.
“Así fue que se instrumentó la tarjeta AlimentAR, los bolsones de alimentos del Servicio Alimentario Escolar (SAE) y el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE), llegando más de 4.400 a nuestro distrito, aunque aún no hemos podido acceder a los listados, a fin de direccionar de la mejor manera los bolsones de comida que distribuye el municipio a quienes no pueden acceder a este beneficio”, precisó Barroso.
En el mismo orden recordó que sobre el inicio de la pandemia, “se recibió una suma de un millón 170 mil pesos, a través de un fondo total de 100 millones de pesos; mientras que en el día de hoy nos depositaron 3.700.000 de los fondos entregados desde Nación a Provincia, y que se distribuyen por coparticipación, a lo que se agrega un sistema de préstamos que se encuentra en proceso de discusión, ya que se iba a distribuir equitativamente y ahora se dice que será para quienes no puedan abonar sueldos; instancia que justamente castiga en vez de premiar a aquellos distritos que mejor se administran”.
“De esta manera, el dinero que hemos recibido, se ha destinado a solventar los gastos de los alimentos que se han comprado para distribuir entre las familias que se han visto más afectadas por esta situación”, agregó, además, llevando tranquilidad a los empleados municipales respecto de que “los sueldos de abril podrán cubrirse sin problemas, dado que hemos mantenido una correcta administración a lo largo de estos cuatro años”.

CONTROLES EN LOS ACCESOS A LA CIUDAD
Finalmente, respondiendo a la inquietud de los medios de prensa, el titular del Departamento Ejecutivo Municipal aclaró que “por el momento y hasta el día 28 del corriente, la Provincia no retirará los oficiales asignados, uno o dos, según el caso; aunque no sabemos qué sucederá después”.
“Ante ello la primera pregunta a resolver es cómo se actuará si la responsabilidad de la seguridad es de la Provincia y no de un inspector de tránsito, que no puede perseguir a una persona que se niegue a un control; más aún si la idea es la de brindar seguridad a los inspectores de tránsito que realizan controles en los accesos a la ciudad, aunque sin patrulleros ni motocicletas y sin que los efectivos policiales soliciten controles o tome la temperatura”, apuntó especialmente, sin dejar de plantear otra situación especial que debe resolverse, como es la situación que se presenta en el horario de 00,00 a 06,00 hs., en el que no trabaja el personal municipal; o la que tiene que ver con los controles que se hacen en las localidades del interior del distrito.
“Hasta el momento se había trabajado en forma conjunta y mancomunada, con un gran esfuerzo de la Policía Comunal, por lo que esta decisión provincial nos sorprende y obliga a replantear cómo deberá actuarse.
Nueve de Julio no cuenta con tanto personal policial como otros distritos de la zona, y por ende si no fuera por Bomberos Voluntarios, Defensa Civil y los Inspectores de Tránsito no serían posible estos controles, con lo cual también tendremos que evaluar la posibilidad de cerrar por horarios alguno de los accesos que hoy tenemos habilitados”, finalizó.