CONTROLES EN NATATORIOS Y ESCUELAS
Compartir en:

14/1/20. Dirección de Bromatología
El agua de las piscinas puede participar en la transmisión de enfermedades como otitis, conjuntivitis y diversas infecciones intestinales.
De todas formas, es posible prevenir estos inconvenientes si se mantiene el agua de los natatorios y piscina en buenas condiciones.
Por ello, desde la Dirección de Bromatología de la Municipalidad de Nueve de Julio se están realizando las mediciones in situ de cloro en natatorios de colonias y escuelas abiertas de verano. El cloro mantiene el agua libre de bacterias, ya que su función es destruir estos microorganismos. Por eso, es importante realizar el tratamiento con la cantidad de cloro adecuada, teniendo en cuenta el volumen de agua que contenga la pileta.